“La Constitución Europea ha sufrido reveses de los que no se podrá recuperar”

San Sebastián, 11 de julio de 2005. Gabriel Elorriaga, Secretario Ejecutivo de Comunicación del Partido Popular, afirmó hoy que seguir adelante con el proceso de ratificación de una constitución que no será “el texto que una a Europa” no solo es un sinsentido si no que resultaría contraproducente para la futura integración Europea. Añadió, además, que el PP siempre ha tenido “dudas puntuales respecto al texto”, dado que “Zapatero cerró la negociación precipitadamente, haciendo concesiones con las que el PP no estaba ni está de acuerdo”.

Elorriaga realizó hoy estas declaraciones durante el coloquio que daba inicio a la XVII edición del Seminario sobre Europa Central que la Asociación de Periodistas Europeos organiza en colaboración con la Escuela de Verano de la Universidad del País Vasco en el Palacio de Miramar de San Sebastián.

El diputado socialista Diego López Garrido destacó que únicamente dos de los 25 países firmantes del texto han sufrido un revés en la ratificación de un texto “imprescindible” que es “el único instrumento serio y creíble que se ha diseñado para enfrentarse a los retos del siglo XXI: el terrorismo, la lucha contra la pobreza y el cambio climático”. López Garrido se mostró sorprendido de que miembros del PP se inclinen ahora hacia una visión de Europa “más británica” y no vean que “sin un marco y una unión política nos veremos abocados a una vuelta atrás y a estancarnos en el todos contra todos que pudimos ver en el último Consejo Europeo”.

El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, consideró que el proceso “está y debe estar muy vivo”, ya que trece países se han pronunciado a favor del Tratado y restan diez por pronunciarse “a los que no debemos negarles el derecho de hacerlo”. Imaz afirmó que la ratificación del Tratado significaría un paso fundamental en la “búsqueda de un espacio político de convivencia entre los pueblos de Europa”. Dicha aprobación, añadió, requiere de una “actitud valiente por parte de lo políticos” ya que la Europa que conocemos siempre se ha forjado a partir de “impulsos políticos” en los momentos en los que, como hoy en día, los marcos existentes “habían alcanzado su techo”.

Representantes de los países de la Europa de Visegrad hicieron patente su optimismo respecto a la aprobación final del texto en sus respectivos países. El Secretario de Estado Polaco para la Unión Europea, Darius Szymczycha, se mostró convencido de que “no es posible un tratado mejor” que el actual, y reveló que todos los sondeos apuntan a que, a pesar del “euroescepticismo moderado” que se ha asentado en el parlamento polaco, “una cómoda mayoría de los ciudadanos polacos” votarán favorablemete al texto en referéndum.

Según Tomas Vrba, Presidente del consejo de dirección de la agencia de noticias checa CTK, la población checa también se mostró favorable a la ratificación del texto, y apuntó que desde Europa Central “se observa con preocupación como algunos políticos, de manera irresponsable, entierran una constitución que firmaron hace solamente un año”.

Cerró el coloquio la corresponsal en España del Financial Times, Leslie Crawford, en cuya opinión los atentados de Londres provocarán que la reacción incial del Reino Unido sea “blindarse hacia afuera” y alejarse de Europa, aunque el proceso de “cooperación reforzada en el ámbito económico y de seguridad” no tiene vuelta atrás y, por tanto, mientras los gobiernos no sean capaces de ponerse de acuerdo acerca de las líneas básicas en las que avanzar, “que se apruebe o no la Constitución tiene poca relevancia”.

Si continúas visitando este sitio, aceptas nuestra política de cookies más información

La configuración de las cookies de este sitio está configurada de tal forma que consientes su uso para obtener la mejor experiencia de navegación posible. Si continúas visitando este sitio sin cambiar los ajustes de las cookies o si haces clic en el botón "Aceptar" consientes su uso.

Close