España se atrevió a soñar, por José Manuel García-Margallo

Primeras elecciones europeas en Espana

Primeras elecciones europeas en Espana

La Exposición que ha organizado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en colaboración con Patrimonio Nacional, Marca España, la Asociación de Periodistas Europeos y EFE, que conmemora los treinta años de la adhesión de España a las Comunidades Europeas –hoy Unión Europea–, nos trae el grato recuerdo, pero es también la ocasión para hacer una atenta y breve reflexión.

Este catálogo presenta con sencillez imágenes significativas e interesantes de un proceso histórico. Pero estas imágenes son algo más que unas oportunas fotografías, algunas de las cuales ya empiezan a envejecer. Evocan y nos recuerdan los tiempos, aún no lejanos, de la transición a la democracia, cuando España dio un vuelco definitivo al pasado y miró ansiosamente al futuro. En aquel cambio profundo del destino de España, los políticos, los empresarios, los sindicatos, la universidad, los medios de comunicación y la opinión pública miraron hacia adelante y eligieron unirnos a Europa por una aplastante mayoría. Todavía resuenan en los oídos de los españoles las palabras de S.M. el Rey Don Juan Carlos I en su primer mensaje al país, aquel 22 de noviembre de 1975: “Europa deberá contar con España y los españoles somos europeos”.

Y, tras un esforzado proceso, España se integró en Europa, una Europa que representaba la democracia, el respeto a los derechos humanos, a las libertades fundamentales y al Estado de Derecho. Necesitábamos asociarnos a estos principios sólidos, indiscutibles. Optamos por terminar con un aislamiento internacional que nos agobió durante décadas. Nos unimos esperanzados a una Europa próspera, que se dirigía con decisión y empeño hacia su unidad económica y política. Ingresamos en un Mercado Común, en un Mercado interior lleno de posibilidades para nuestras exportaciones y, más tarde, junto ya con los otros Estados miembros, en la Unión Económica y Monetaria, en marcha hacia una Unión Bancaria y Fiscal y, en definitiva, hacia la completa Unión de un sistema de integración bien concebido y ejecutado.

Hoy España se encuentra entre las grandes democracias de Europa y del mundo, logro del que podemos estar todos orgullosos. La Unión Europea ha contribuido a un notable desarrollo socioeconómico de este país. Nuestra renta ha convergido con la de los socios más prósperos. Hemos abierto al resto de Europa un mercado de más de cuarenta millones de personas y hemos aportado la dimensión iberoamericana y mediterránea, con iniciativas como las Cumbres Iberoamericanas y el Proceso de Barcelona. Somos la cuarta economía del euro y uno de los grandes de la UE. Y hemos demostrado nuestro permanente compromiso con la integración europea siendo uno de los países fundadores del Euro. Trabajamos por la consecución de una Europa fuerte, competitiva y comprometida, más solidaria y con una mayor presencia en el mundo. Una Europa que se enfrenta a dos retos significativos: impulsar el crecimiento sostenible y el empleo y reafirmarse en la escena mundial, unos retos que son también los nuestros.

Las fotografías de este catálogo reflejan un despliegue político y una voluntad que nos han llevado a estar sólidamente presentes y representados en las Instituciones Europeas, en una Política Exterior, de Seguridad, de Justicia y de Interior comunes, en una Europa de 28 Estados miembros con más de 500 millones de habitantes con ciudadanía europea. En definitiva, una Europa cuyo destino final debe ser la Unión política.

Hace 30 años España se atrevió a soñar. Esta exposición es la imagen gráfica de aquel sueño y del camino recorrido hacia lo que, ya hoy, es una realidad que España ha construido junto y con Europa. Bienvenidos a la exposición.

JOSÉ MANUEL GARCÍA-MARGALLO Y MARFIL
Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación