La señal del periodismo imprescindible, por Miguel Ángel Aguilar

Artículo publicado originalmente en El Siglo por Miguel Ángel Aguilar

En Antigua (Guatemala) tuvo que ser. Allí, la Asociación de Periodistas Europeos celebraba la XXIV edición de su Foro Eurolatinoamericano, que viene acompañando a las sucesivas cumbres de nuestra Comunidad de Naciones a partir de la tercera reunida en Bariloche (Argentina). Estaban convocados periodistas de Venezuela, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Brasil, Honduras y España. Representaban medios como Voz Populi, La Vanguardia, La Prensa Gráfica, Plaza Pública, Contracorriente, Agencia Efe, Forum for Media Development, Agence France Press, El Faro, Agencia Ocote y PiedePagina, además de los directivos de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

Se trataba de debatir sobre las atmósferas del periodismo en un ambiente que hizo posible el patrocinio de Telefónica, Banco Santander e Iberdrola, al que iba a sumarse la Secretaría de Estado para la Cooperación y para Iberoamérica. Antes, su titular, el embajador Juan Pablo de Laiglesia, hizo una exposición de la política latinoamericana de España, de su carácter de política de Estado y de los énfasis con que la modula el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

Todos los participantes compartían la condición de periodistas de primera línea alistados en medios relevantes o emprendedores de nuevos medios on line que con financiación de organizaciones sin fin lucrativo o de fundaciones internacionales establecen proyectos para hacer el seguimiento de asuntos que los periódicos del establecimiento prefieren muchas veces descartar de sus coberturas. Son jóvenes que a su compromiso con las libertades y con la vigencia de la democracia suman su lucha contra la impunidad de los corruptos. No están anclados en el buenismo, ni en el activismo pánfilo. Se enfrentan a los dilemas morales del oficio. Nada que ver con el conformismo ruidoso de las redes sociales donde el anonimato incita a todo envilecimiento irresponsable.

Se mantienen alerta contra las intoxicaciones ambientales. No compran paquetes cerrados, separan sus componentes y los someten a verificación. Se remontan río arriba desde los hechos observados hasta las causas, muchas veces ocultas a simple vista, las desentrañan sin contemplaciones y proceden a depurarlas de las falsedades encubiertas que las llamadas redes sociales insertan en cantidades industriales en el torrente de la comunicación. En suma, nos proporcionan los esclarecimientos que hacen inteligible la realidad.

Antes de concluir, los participantes en el Foro quisieron resaltar el valor y el compromiso de los colegas latinoamericanos que se han erigido en la primera línea de defensa de la democracia, la libertad de expresión y los derechos humanos. Porque ellos, en medio de los ruidos del sistema, aplican un método, el periodístico, basado en la ética y la independencia que continúa en plena vigencia. La tarea de estos periodistas, subraya el pronunciamiento que Rebeca Grenspan, secretaria de la SEGIB, aceptó trasladar a la Cumbre de Jefes de Estado, es hoy más necesaria que nunca y, por eso, la invitación a las instituciones y gobiernos de Europa y Latinoamérica para que les brinden su apoyo.

Si continúas visitando este sitio, aceptas nuestra política de cookies más información

La configuración de las cookies de este sitio está configurada de tal forma que consientes su uso para obtener la mejor experiencia de navegación posible. Si continúas visitando este sitio sin cambiar los ajustes de las cookies o si haces clic en el botón "Aceptar" consientes su uso.

Close