Los nuevos socios de la UE hacen balance al cumplirse un año de su anexión

San Sebastián, 12 de julio de 2005. La segunda sesión del XVII Seminario sobre Europa Central celebrada esta mañana en el Palacio de Miramar de San Sebastián, sede de los curso de verano de la UPV, trajo a un primer plano las diferentes perspectivas que viejos y nuevos socios de la UE han extraído al cumplirse un año de la ampliación. Un año especialmente convulso tras la celebración de los referendos de ratificación de la constitución europea y la negociación de los presupuestos.

“Los opositores a la UE en Polonia podrían alcanzar cerca de un 30% de representación en la cámara en las próximas elecciones. El ingreso en la OTAN y en la UE ha representado dos anclas que consolidan un orden de derecho. Los opositores no saben comportarse dentro de esas reglas, se sienten inquietos e inseguros”, apuntó el periodista polaco Adam Michnik que describió este primer año como de “aprendizaje” dentro de la UE. “Es evidente que todavía no
sabemos que es el interés común europeo. Todos los problemas y litigios con los presupuestos se deben a la desconfianza. Hablamos más de los presupuestos que de la constitución, pero el dinero es un buen argumento para convencer a los ciudadanos de la idea de Europa”.

Una posición muy distinta a la polaca es la sostenida por Eslovaquia tal y como señaló el sociólogo Grigorij Meseznikov, presidente del Instituto para los Asuntos Públicos: “Eslovaquia se sitúa entre los que quieren más Europa. No hay que olvidar que nuestra entrada estuvo condicionada”. Meseznikov aportó datos de varias encuestas que señalan que el 49,7% de eslovacos valoran la anexión como adecuada y que el apoyo a la UE en Eslovaquia es de un 83%, frente al 79% en Polonia, el 72% en Hungría y el 70% en Chequia.

El presidente del parlamento de la República Checa, Lubomir Zaoralek, subrayó la importancia de extender el debate sobre la UE a un plano comunitario por encima de los debates nacionales. “El problema no son los nuevos miembros sino cómo está la UE. ¿Es capaz la UE de digerir la ampliación? Nosotros seguimos cargando con el peso del aislamiento que sufrimos durante décadas, pero los antiguos miembros también cargan con el aislamiento que sufrieron del otro lado. La UE encontró el motivo de su existencia durante décadas en el muro que cayó en 1989. Todos tenemos un problema con el pasado que hay que superar, como también hay que superar la desconfianza hacia los nuevos”.

José María Ridao, embajador de España ante la UNESCO, abogó por la desaparición de las categorías de nuevos y viejos socios: “Los países que se unieron hace un año se incorporaron al debate sobre Europa no a una construcción cerrada. El no francés y holandés no se puede achacar a la ampliación. Europa no puede quedarse a la deriva debe preparar el Consejo Europeo que según indicaba la declaración 30 del texto constitucional, estaba previsto que se celebrara tras las consultas. Ahí deben tratarse cuestiones como la codificación del derecho europeo; las relaciones entre los 25 miembros y la elaboración de una expresión de vocación constitucional”.

La corresponsal en España del semanario alemán Der Spiegel, Helene Zuber, calificó de “marciana” a la nueva candidata Merkel, dentro del entorno político del partido conservador alemán. “Ella es alemana del Este, mujer, separada y sin hijos. Su postura sobre Europa también es distinta, no tiene el concepto idealista de los alemanes del oeste respecto de este proyecto, es pragmática y más cercana los polacos o checos”.

Si continúas visitando este sitio, aceptas nuestra política de cookies más información

La configuración de las cookies de este sitio está configurada de tal forma que consientes su uso para obtener la mejor experiencia de navegación posible. Si continúas visitando este sitio sin cambiar los ajustes de las cookies o si haces clic en el botón "Aceptar" consientes su uso.

Close