Francisco Pardo, Secretario de Estado de Defensa, subraya el pleno compromiso de España con el proyecto de seguridad común de la UE

San Sebastián, 13 de julio de 2005. Nuevas fronteras: seguridad y defensa”, bajo este título se celebró esta mañana en el Palacio de Miramar de San Sebastián la tercera sesión del XVII seminario sobre Europa Central, organizado dentro de los cursos de verano de la UPV. La ampliación de la UE ha impuesto un nuevo marco geográfico que delimita nuevas fronteras. Estas nuevas “líneas de tensión” y la definición de amenazas para la seguridad centraron el debate.

Juraj Alner, Francisco Pardo, Miguel Ángel Aguilar, Miklós Dérer y Javier Fernández Arribas

Juraj Alner, Francisco Pardo, Miguel Ángel Aguilar, Miklós Dérer y Javier Fernández Arribas

El Secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, subrayó la importancia de definir los nuevos riesgos y el concepto de defensa que se está imponiendo en la actualidad. “Estamos en un nuevo escenario internacional que nos coloca en la llamada sociedad del riesgo, con un claro declive de las amenazas militares convencionales y un auge de otro tipo de amenazas, como el terrorismo internacional. El mundo entero es vulnerable y la violencia es una sombra que expande el peligro a nivel multinacional. No hay fronteras para las amenazas y tampoco las debe de haber para la paz”. Pardo reiteró el firme compromiso de España para la puesta en marcha de una política de seguridad y defensa común dentro de la UE prestando su apoyo a iniciativas como la Agencia Europea de Defensa; como los cuerpos de batalla o “battle groups” (integrados por un contingente de 1500 soldados que podrán desplegarse en un plazo de 15 días y actuar durante 4 meses); o como el Cuerpo de Gendarmerías Europeo en el que participarán cerca de 300 agentes de la Guardia Civil.

“Los países de Europa Central ligan su política de defensa a EE UU porque la experiencia nos demuestra que en los últimos 15 años EE UU daba una imagen de seguridad mucho más real que la UE. Nos sentimos más europeos que miembros de la OTAN pero no tenemos un punto de referencia sobre seguridad dentro de la UE”. Así de contundente se mostró en su intervención el asesor húngaro de los ministros de Defensa y Exteriores, Miklós Dérer. El analista expuso el logro histórico que ha permitido a los países del centro de Europa –“caracterizados por la pugna de varios imperios por su territorio”- superar su histórica inestabilidad. Dérer también apuntó que su aliado estadounidense “ha sustituido a la URRS por el terrorismo internacional”.

El periodista Javier Fernández Arribas centró su intervención en la exposición de los nuevos peligros que acechan a la seguridad de la UE. “Estamos en un proceso de diseño en el que las amenazas cambian según se suceden los acontecimientos. El riesgo de tipo tradicional más claro sería Rusia pero el terrorismo internacional es la mayor amenaza. ¿Se debe tratar como una guerra o como un problema de crimen organizado? Está claro que hay que invertir en servicios secretos y que la estrategia interna de la UE debe ser intentar conseguir una unidad de acción y alcanzar una puesta en común de medios materiales y de información”.

Por su parte, el periodista eslovaco Juraj Alner abordó el tema de las nuevas fronteras de la UE. “Dentro de la UE las fronteras son pacíficas. ¿Hasta dónde se pueden extender sin aumentar la tensión? Nuestro interés está próximo a la idea de empujar las fronteras hacia el Oriente, hacia Ucrania, Bielorrusia o los Balcanes”.

Si continúas visitando este sitio, aceptas nuestra política de cookies más información

La configuración de las cookies de este sitio está configurada de tal forma que consientes su uso para obtener la mejor experiencia de navegación posible. Si continúas visitando este sitio sin cambiar los ajustes de las cookies o si haces clic en el botón "Aceptar" consientes su uso.

Close