En estos tiempos cobra especial importancia la figura de un europeísta, defensor a ultranza de la paz y la convivencia, como Claudio Magris. Diego Carcedo en la entrega del XXXIII Premio Cerecedo

SSMM los Reyes posan con Claudio Magris, su esposa Jole Zanetti y el Presidente del BBVA, Francisco González

SSMM los Reyes posan con Claudio Magris, su esposa Jole Zanetti y el Presidente del BBVA, Francisco González

Majestades,

Los premios Francisco Cerecedo, que la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos viene concediendo desde hace treinta y tres años se enriquecen esta noche con el nombre del profesor, escritor y periodista  Claudio Magris entre los ganadores. Nuestra Asociación, cuyos orígenes y vocación es el respaldo profesional al proceso de integración de Europa, siente una doble satisfacción con esta decisión del Jurado, presidido por el ex ministro de Cultura César Antonio Molina e integrado por un elenco de profesionales de primera de la Comunicación.

El proceso europeo no pasa por sus mejores momentos. A los problemas derivados de la crisis económica han venido a unirse en los últimos tiempos el Brexit, la falta de solidaridad de algunos países miembros ante el drama de los refugiados, la amenaza terrorista,  la presencia creciente de movimientos radicales y demagógicos que cuestionan su futuro y un largo etcétera.  Nuestra Unión Europea además está rodeada de conflictos armados como el de Ucrania o la guerra de Siria cuyas víctimas se cuentan por centenares de miles.

Todo sin olvidar la situación en Turquía donde la represión que siguió al intento de golpe de Estado contra el presidente Erdogán ha llevado a prisión a muchas decenas de millares de personas, entre ellas centenares de colegas nuestros, cuyos medios han sido clausurados y sus periodistas encerrados desde hace semanas sin posibilidad de defenderse, y sin que sobre ellos pese más  acusación que la de no compartir las ideas y actuaciones del Gobierno.

En estas circunstancias, en que tanto se echan de menos voces autorizadas de alerta sobre los riesgos de los valores democráticos, cobra especial importancia la figura de un europeísta, defensor a ultranza de la paz y la convivencia,  como Claudio Magris. Claudio Magris es uno de los intelectuales más admirados y respetados del Continente. Su obra literaria rebosa europeísmo en todas sus páginas, tanto da que se trate de libros como de sus múltiples trabajos periodísticos. Defensores como él de esta iniciativa que hoy conocemos como Unión Europea son imprescindibles para que aquel sueño de sus promotores  siga avanzando. Nuestra Asociación se siente muy satisfecha de reconocerle esa aportación  junto con nuestra admiración.

Enhorabuena, señor Magris. Sabemos que usted ya ha recibido muchos premios importantes, entre ellos nuestro Princesa de Asturias, pero este de hoy, que perpetúa el recuerdo de Francisco Cerecedo — otro gran europeísta y un maestro del Periodismo –, quiere incorporar el reconocimiento que, desde la valoración profesional, sentimos sus  colegas españoles integrantes  de la Asociación de Periodistas Europeos. Su aportación al proyecto europeo es muy grande estamos seguros que  usted   la seguirá manteniendo viva  y nosotros tomándola  como ejemplo.

El Jurado, insisto, ha hecho una excelente elección y quiero aprovechar para agradecérselo. Lo mismo que deseamos agradecer el patrocinio del BBV, que desde sus comienzos, hace más de tres décadas, viene haciendo posible la concesión de este premio y la celebración de esta velada. La compañía un año más en este acto de su presidente,  Francisco González,  es una prueba del interés con que esta prestigiosa entidad valora y aprecia como suya esta iniciativa que cada año nos concentra en homenaje al buen periodismo europeísta.

Muchas gracias también a todos ustedes por seguir prestándonos el estímulo que aporta su presencia y  gracias muy especiales a sus Majestades,  Felipe VI y doña Letizia,. Su presencia, Majestades, un año más en este acto es sin lugar a dudas el mejor  aval con que cuenta el premio Francisco Cerecedo y para nosotros, el mejor acicate para seguir trabajando porque el proyecto europeo continúe  contando con la mejor aportación periodística.

Muchas gracias.